S.A.D. Villaverde San Andrés

thumbnail_VILLAVERDE SAN ANDRES

El origen de nuestro club se remonta hasta por el año 1948. Un grupo de valientes jóvenes comenzarían la andadura futbolística que tras el paso de los años desembocaría en lo que hoy somos, el SAD Villaverde San Andrés. En nuestra notable historia como club se han sucedido diferentes etapas.

La primera de estas etapas comenzaba en 1948 con la creación del Boetticher como uno de los primeros equipos del barrio de Villaverde. Barrio aún en construcción por aquel entonces, lejos de las colonias de viviendas pero ya con un fuerte núcleo industrial. De aquí nacería como un equipo de empresa el Boetticher CF. Tras el paso de los años y varios ascensos consecutivos el Boetticher llegaría hasta Primera Regional.

IMG_6064.JPG

Paralelamente, en 1972 surge la Escuela de Fútbol Villaverde, por el interés que se toman un grupo de amigos que jugaban al fútbol y que habían creado en 1970 la Sociedad recreativa Villaverde. Al frente de este grupo se puso Juan Antonio Cózar, actual presidente, para hacer realidad las ilusiones futbolísticas de los más pequeños. En aquel momento el presidente fue Antonio Simón y contaba con más de 200 niños y en nuestros días no ha bajado sino que ha subido.

El campo del Villaverde se utilizó durante 10 años hasta que fue expropiado para hacer viviendas en la actual zona de Plata y Castañar. El club y la escuela pasaron al campo del Boetticher, donde la enseñanza futbolística sólo ha sido una excusa para fomentar una labor social y donde el trato familiar es un lema y ha hecho sentir a todo jugador del Villaverde que Boetticher era su segunda casa.

Las expectativas del Villaverde no solo se quedaron ahí y así se lanzó a la compra de un terreno para construir un campo de fútbol, algo que no era muy frecuente en Madriíndiced. Esto fue en 1978. El destino o el buen hacer iban a hacer que en 1988 los caminos de estos dos equipos se cruzaran. Tras varios acuerdos y debido a la difícil situación económica del Boetticher CF, ambos clubes se terminaron fusionando en el Villaverde Boetticher. Estamos hablando ya de tiempos más cercanos, en los que el barrio había crecido en gran medida y las industrias metalúrgicas han abandonado casi por completo la zona. Sus presidentes Román Suárez y Juan Antonio Cózar unieron fuerzas para potenciar el balompié villaverdino y siguen trabajando codo con codo en la directiva a día de hoy.

El Villaverde Boetticher se conseguiría hacer un hueco en la historia del fútbol modesto madrileño. Tras luchar y remar conseguimos el ascenso a Preferente en el 2006. También uno de los logros fundamentales alcanzados en esta última década ha sido la construcción del campo de césped. En Preferente fuimos madurando como equipo, poco a poco nos fuimos manteniendo hasta que en 2015 con un gran equipo, alcanzamos el tan peleado ascenso a Tercera División. Esta no fue la primera que alcanzamos esta categoría pero si que dos años más tarde sería la primera vez que nos mantuviesemos durante dos años consecutivos.

boetticher7

De esta manera llegamos a la última y actual etapa que vive el equipo. En 2016, el Villaverde Boetticher quedaría instituido como una sociedad anónima en la cual entrarían varias personas en el accionariado. Fruto de está transformación se cambiaría el tradicional nombre de Boetticher por el de SAD Villaverde San Andrés. Estas medidas se llevaron a cabo para asegurar el futuro a medio y largo plazo de nuestro conjunto. La temporada 16/17 fuimos uno de los equipos revelación de la tercera madrileña, tras terminar en la undécima posición con uno de los presupuestos más reducidos. Además, este año estamos de celebración ya que nuestro presidente, Juan Antonio Cozar, cumple 50 años como presidente de este nuestro club. Hito histórico al ser el único presidente en activo en alcanzar estas cifras. Y los que quedan…

escudo villaverde

En definitiva, más allá de diferentes denominaciones y nombres, el Villaverde siempre ha sido un equipo que ha estado muy apegado con la labor eportiva y, sobre todo, social  del distrito de Villaverde. Ha ayudado a muchos jóvenes en riego de exclusión y a muchas familias que nos confían parte de la educación de sus pequeños. Nosotros estamos encantados con nuestra labor y seguiremos desarrollándola hasta el final de los días. Porque el fútbol es más que un deporte, porque el fútbol es un estilo de vida.

¡AÚPA VILLAVERDE!