CRÓNICA| RCD CARABANCHEL 0 – 1 SAD VILLAVERDE SAN ANDRÉS: “EJERCICIO DE REFLEXIÓN”

El Villaverde San Andrés asaltaba ‘La Mina’ esta mañana en un encuentro que parecía predestinado al 0-0. El tanto de Manu Rosales, bien entrada la segunda mitad, desequilibró la balanza para el lado verderón. Los de David Galán salen reforzados para seguir en la lucha por los sueños. No podíamos pasar por alto, ni mucho menos, la atmósfera de fútbol 7 estrellas que se vivió en las gradas de Carabanchel.


e494a3ff-91b5-4061-be7a-28693e3094f1.jpg


El Carabanchel esperaba la llegada del Villaverde en una tendencia positiva que había traído la victoria después de mucho tiempo. Los verderones, en cambio, buscaban recuperar las sensaciones perdidas en las últimas semanas. Tres puntos que servirían al vencedor, más que para subir o bajar un puesto, para salir fortalecido de cara a lo que viene por delante.

Los entrenadores, Roberto Sánchez y David Galán, iban a conceder al rival entre poco y nada superpoblando la zona de medios para evitar sorpresas. Los locales con las bajas obligadas de Vera y Marvin apostaban por un 4-2-3-1 con Guacho e Imanol caídos a banda y con Greciano como hombre más adelantado. En el ‘Botti’, Nouman modificaba su localización habitual para ocupar la mediapunta escoltando a Dani García y con un Koke que efectuaba de interior zurdo en muchas fases del partido.


2201ec91-0c0f-4e3f-9175-cbc12aeed3d5.jpg


El encuentro comenzaba con ritmo lento y las distancias parecían mantenerse entre ambos. El Villaverde asumía quizá la iniciativa con posesiones largas, pero que no trascendían por el buen hacer defensivo local. Los verderones buscaban los pocos espacios libres a la espalda de la defensa para intentar hacer daño y crear peligro sobre Molina. Prácticamente, hasta el último 19 no llegó el primer acercamiento y fue por parte del ‘Cara’. Guacho lo intentaba desde lejos con una volea, pero se iba altísimo.

Fue en esos minutos, cuando el Carabanchel llevó el mayor peligro de la primera mitad. Miguel Ángel, ex-verderón, cabeceaba fuera un córner servido desde la izquierda. Nouman estrenaba el casillero de ocasiones para el ‘Botti’ con un disparo mordido que lo despejaba la defensa blanquinegra. Poco después, sería su hermano Adnan el que con un disparo desde el pico del área obligaría a Molina a intervenir para hacerse con el balón.

El primer acto del partido no daba mucho más de sí y dejaba todo por decidir para el regreso de vestuarios. Entrega y sacrificio a partes iguales, pero poca belleza para el espectador. Lo típico.


d320d567-04e1-4da4-885d-12822ecbde7f.jpg


La reanudación no trajo cambios, ni un vuelco al juego ya que ambos equipos seguían apostando por la paciencia y el buen hacer defensivo para construir las jugadas. El Villaverde, tal y como hizo en la primera mitad, centraba sus opciones en los costados. La entrada de Emilio en el cuadro de David Galán sirvió para recuperar el dibujo habitual con la ‘Hermandad Arkine’ en las bandas, Koke en el lateral izquierdo y Emilio como enganche en punta.

El encuentro no remontaba en cuanto al ritmo, sobre todo tras la asistencia médica a Nacho que salía mal parado en un cruce con Greciano. Apretaban los locales con varias jugadas de pizarra que el ‘Botti’ repelía aunque no sin dificultad. Cuando peor pintaba el partido para el ‘Botti’, una mala salida de Molina dejaba la opción de remate a Dani García, que lo intentaba con su pierna derecha, pero el meta respondía enviando a córner.

En ese córner nacía el tanto de Manu Rosales. El servicio correría a cargo de Adnan, que con un centro tenso y potente la ponía en el corazón del área para la entrada de Manu Rosales. El central conectaba el remate con su pierna derecha, imposible para la estirada de Molina. El Villaverde había encontrado la forma de taladrar la defensa carabanchelera y ahora debía ser capaz de defender el resultado.

Y lo hicieron. David Galán reforzaba a su equipo con Samu y Toni Morales, aunque el ‘Cara’ por necesidad avanzaba metros y llevaba peligro también a la meta de Nacho. Varios fueron los centros que la defensa verde tuvo que repeler para terminar haciéndose con tres puntos que le mantienen en la pomada. Y viva el fútbol de barrio, siempre.


6f9ba6b0-6018-4160-be8d-ed994bd7213c.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s