SAD VILLAVERDE SAN ANDRÉS 0 – 0 CD CANILLAS: “DOMINIO SIN GOLES BAJO LA LLUVIA”

Villaverde San Andres y Canillas firmaban las tablas en una mañana pasada por agua en la Ciudad Deportiva Boetticher. Los verderones llevaron el peso del encuentro, pero la falta de determinación en los últimos metros les privó de volver a la victoria dos semanas después. Resultado bueno para el ‘Cani’ que se distancia en siete puntos del descenso, mientras que los de David Galán quedan en tierra de nadie y con el gol como asignatura pendiente para el próximo domingo.


d3b311a3-a715-4d7b-917c-728e64afdeca.jpg


El cambio horario y la lluvia provocaban que menos público del habitual concurriera las gradas de Boetticher. David Galán introducía algunas novedades en su once inicial,  como Chiqui o Koke, intentando recuperar el equilibrio que les faltó en la guarida del Rayo Vallecano ‘B’. Otra de las novedades en los verdes fue la del guardameta Charles, que sustituía a Nacho bajo el arco. El Canillas de Jesús Lucas apostaba por el físico y tras el pitido de Sánchez Moraga intentaba presionar la salida del ‘Botti’. Replegarían pronto filas para esperar, constantemente, la llegada de los efectivos verderones. Ordenados y comprometidos, los blanquiazules aguantaban el asedio e, incluso, gozaban de alguna ocasión para llevarse el partido para sorpresa de todos.


cd5f0c6b-bb68-490a-8a16-1f0ce21e4bef.jpg


El Villaverde arrancaba con el pedal del acelerador pisado e intentando llegar desde el principio al área canillesca. No tardaban los espectadores en lamentar un tiro cruzado de Toni Morales que desviaba Kike, ágil de reflejos, a córner. Notable presencia ofensiva de Chiqui, en su primera titularidad con el ‘Botti’, sumándose una y otra vez al ataque. De sus botas llegaba otra buena ocasión tras superar a varios rivales, pero su centro no lo remataba Toni por escasos centímetros.

Sin descanso, atacaba el ‘Botti’ ante la gran solidez defensiva del ‘Cani’ con Rueda y Ruedita como principales estandartes. Adnan no aprovechaba un balón dentro del área para ensayar el lanzamiento a puerta. Los verdes leían bien el partido y generaban la mayoría de su juego por los costados, zona más desprotegida por los de Jesús Lucas, pero la calidad de los numerosos envíos laterales no fue la suficiente para sacarles provecho. Koke lo intentaba con un golpe franco que sacaba Kike con una estirada. El propio Koke gozaba de la mejor oportunidad para los suyos, una volea con su zurda que entre el meta y el palo repelían fuera.

Superada la media hora de juego, la lluvia arreciaba en Boetticher. Hecho que parecía calar en el ritmo del partido que disminuía antes del descanso. Una mala salida de Charles daba la oportunidad de adelantarse al Canillas. Izan intentaba la vaselina, pero el meta reaccionaba bien y terminaba desviando a córner. Momento el que Sánchez Moraga señalaba el camino a vestuarios.


64698250-5bcd-4da3-bf7c-0eb876dc21a1.jpg


El segundo período echaba a andar sin cambios en ningún conjunto. La pareja de centrales blanquiazul batallaba con Toni jugada sí, jugada también, impidiendo que el punta verderón pudiera hacer buenos los centros y pases interiores que sus compañeros le daban. El ‘Botti’ generaba espacios por el carril zurdo, pero Chiqui y Koke no lo aprovechaban como debían.

La entrada de Nouman hacía avivar la esperanza de la afición local, que veía como su equipo no era capaz de introducir la pelota entre los tres palos. El propio Noumi ensayaba el tiro desde fuera del área con su pierna menos buena, aunque no llegaba a incomodar a Kike. Con Emilio, el Villaverde ganaba en juego interior y, de nuevo, asediaba la portería rival. De una jugada combinativa nacía una clara para los verdes. El balón caía a los pies de Juancar que no era capaz de superar a la zaga, que rechazaba a córner.

El Canillas, contento con el empate, refrescaba su ataque a la espera de una contra mortal que les diera el triunfo. El ‘Botti’ gastaba todos los cartuchos a su disposición, insuficientes para obtener tres puntos necesarios para mantener alguna esperanza de alcanzar el sueño. Fruto de la desesperación, los minutos finales no serían los mejores para los de David Galán. Varias jugadas a balón parado ponían el punto y final a un partido reñido, que terminaba en empate para alegría de unos y rabia de otros. A seguir.


115c0724-c87c-4665-9eba-f9ca2985997f.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s